Diferentes estilos para decorar con un dosel.

Noticias

Diferentes estilos para decorar con un dosel.

dosel2

CAMAS CON DOSEL

Nadie duda de que el mueble estrella en un dormitorio es la cama. Otros muebles como un armario o una cajonera, no son solo habituales en este espacio de la casa, sino hasta necesarios. Sin embargo, podríamos no contar con algunos de ellos y seguir llamando dormitorio a la habitación. Pero si olvidamos la cama en un dormitorio, este deja de serlo. Por eso, hoy os proponemos darle más protagonismo a la cama, con un recurso que elegido en el estilo correcto, puede colcarse en cualquier dormitorio; un dosel.

¿QUÉ ES UN DOSEL?

Antes de empezar a introducir posibles estilos para un dosel, deberíamos explicar qué es un dosel. Seguramente, todos tendréis más o menos claro a qué nos referimos, pero no viene mal defirnirlo para aprender cómo utilizarlo.

Un dosel se define como una cubierta decorativa que se coloca, no solo sobre una cama, sino sobre un asiento, una imagen o cualquier otro mueble u objeto.

La intención de colocar un dosel sobre un mueble (se tienen datos de ello desde el s. XIV), fue originalmente la de dignificar la pieza. Hoy, el uso de dosel en una cama es puramente decorativo en la mayoría de los casos.

dosel1

¿UN DOSEL MODERNO?

Esa asociación que establecemos entre el dosel y el pasado clásico o barroco, puede hacernos pensar que esta pieza decorativa no encajaría en todo tipo de estilos decorativos.

Está claro que un dosel puede complementar una cama colocada en un dormitorio de estilo clásico. Una cama con dosel también puede ayudar a crear un ambiente romántico en un dormitorio. Pero, ¿es posible colocar un dosel en una cama moderna o actual?

Es posible con ayuda profesional como la que siempre encontrarás en Amelia Delhom. Solo hay que saber actualizar una pieza o un recurso decorativo que si no se adapta, sí que puede echar al traste el estilo decorativo que estemos recreando.

Se puede adaptar fácilmente un dosel a ambientes modernos, con solo cambiar el tejido normalmente señorial y pesado con el que se viste este, por otro ligero o hasta de un estampado tendencia.

De hecho, sobre todo en doseles no estructurales que podemos montarnos nosotros mismos sobre la cama, el tejido que colguemos de él, definirá el estilo de la cama y por extensión el del dormitorio.

Conociendo qué textiles pueden ayudarnos a reforzar cada estilo decorativo, conseguimos el truco para que un dosel no desentone en ningún dormitorio, ya sea clásico, romántico o vintage por ejemplo, o moderno, minimalista o hasta urbano.

14204911288_b9d3d427e5_o
TIPOS DE DOSEL

– Cama con dosel

Si adquirimos una cama con dosel directamente, nos resultará fácil montar el nuestro.

Las camas con dosel, permiten colgar tejidos de su estructura para conseguir nuestro dormitorio soñado.

Como ya hemos dicho, de la calidad, estilo, color o colores, y hasta del estampado con el que se decore ese tejido, dependerá el estilo final de la cama en concreto y del dormitorio en general.

– Dosel con barras

Si nuestra cama no es estructuralmente una cama con dosel, podemos crear uno con comunes y corrientes barras de cortina sujetas en el techo. De esas barras, colgaremos las telas para crear el dosel, buscando ese punto de intimidad, romanticismo o señorialidad para nuestra cama.

Aunque podemos jugar con la cantidad de barras o su largo, lo más acertado para crear un dosel de esta manera, será colocar cuatro barras en forma de rectángulo en el techo y sobre la cama.

Dos barras más largas, se colocarán en el techo tomando como guía los bordes laterales de la cama. Una de ellas más corta, se colocará en la línea que nos marque el cabecero y una más, siguiendo la que nos de la línea de la base de la cama.

Una vez colocadas las barras en el techo, podremos montar el dosel colgando simples cortinas de las barras y dejándolas caer por los bordes de la cama.

– Dosel con ganchos

Otra solución para crear un dosel, es sustituir las barras por ganchos colocados también en el techo. Es una idea menos formal para tener un dosel en el dormitorio pero también más fácil.

Se trata de colgar cuatro ganchos o aros en el techo y sobre las cuatro esquinas de la cama.

Con ayuda de estos ganchos, podemos sujetar cuerdas o cordones y colgar a modo de cortina los tejidos que queramos para conseguir un dosel sobre nuestra cama del estilo que nos guste.

– Dosel con aro

Quizá no es propiamente un dosel pero no podemos dejar de lado esta fórmula decorativa para camas.

Se trata de un aro sujeto a un gancho y del que cuelga una tela, normalmente muy ligera, que se ha de extender alrededor de la cama, dejándola en el interior.

Este dosel, al que llamamos muchas veces mosquitera para cama, es originalmente eso, una mosquitera que sobre todo aparecía en el siglo XVIII y XIX sobre camas coloniales o donde era necesario protegerse de los insectos nocturnos.

– Barra central

Por último, aunque podemos encontrar otras ideas para conseguir nuestro dosel, tampoco podemos olvidar la idea de la barra central sobre la cama.

De esta forma, colocando una barra de cortina única en el techo y en centro de la cama, podemos pasar por ella una tela alargada para sujetarla en los laterales de la cama o en el cabecero y pies de esta.

dosel5
¿QUÉ DOSEL ELEGIR?

Si tras descubrir estas cinco posibilidades para tener nuestro propio dosel, no sabéis cúal elegir para decorar vuestro particular dormitorio, solo tenéis que acercaros a Amelia Delhom, donde os podremos dar consejos más concretos y soluciones más particulares.

Además de asesoraros sobre la estética que estáis buscando, en Amelia Delhom encontraréis textiles de calidad con los que crear vuestro dosel de cama y especialistas en esos textiles y en interiorismo que seguro os ayudarán.